Tecnología, internet y otras cosas de interés

Un blog de Xenon 

Web 3.0, o cuando tienes de todo y eres dueño de nada

Internet está cambiando, como lo lleva haciendo desde los inicios. Sin embargo estamos ante un cambio muy importante que va cambiar el concepto de posesión. Desde hace un año se ha impuesto en internet una modalidad en la prestación de servicios, que si bien existía hace tiempo, no se usaba con frecuencia. Hablamos del pago por uso. Plataformas como Netflix, Spotify, Adobe... han cambiado el mercado al ofrecer a los clientes el acceso a todo su contenido por un importe mensual, en lugar de una licencia anual o por versiones. Esto permite a los usuarios acceder a un servicio de forma temporal, y pagar sólo por el uso, sin embargo el usuario final no es propietario de nada. 

Una ventaja es disponer siempre de las últimas versiones, todas las novedades al momento y posiblemente nuevos servicios. 

Una gran desventaja es que en el momento que cursas baja, no puedes volver a emplear esa herramienta o servicio.

¿Es más barato?

En el ámbito de la música podemos decir que sí, pues es difícil conseguir acceso a tantas canciones con tan poco presupuesto.

En el ámbito profesional es en principio más económico, pero si tenemos en cuenta la cantidad de evoluciones en las herramientas podemos asegurar que un usuario podría trabajar durante 3 años con una sola licencia de version, en lugar de pagar 36 cuotas.

Consecuencia

No eres dueño del producto. En el momento que dejes de pagar, dejarás de poder emplear la herramienta. Dejarás de escuchar música, dejarás de ver películas...